Un Autónomo de Uber Mató A Una Ciclista En Estados Unidos

0
33

Uber en Argentina, como en otros mercados, es casi una “mala palabra”, sin embargo, en otros países no sólo opera de manera regular, sino también avanza con distintos desarrollos en movilidad. Uno de ellos es el de taxis autónomos, proyecto que comparte con Volvo desde 2016, más precisamente con unidades de la línea 90, como el XC90, el SUV tope de gama de la casa sueca.

La noticia llega desde Tempe, estado de Arizona, donde una unidad atropelló a una ciclista, y según la policía local, “el vehículo se dirigía hacia el norte cuando una mujer que caminaba fuera del paso de peatones cruzó la calzada de oeste a este y fue arrollada por el vehículo de Uber”. Este no es un punto menor, como tampoco que el XC90 se encontraba con un humano por delante del volante, quien no pudo evitar el siniestro.

¿Pero acaso un Volvo de estas características no cuenta con reconocimiento de peatones y ciclistas para evitar estas sutiaciones? Sí. Sin embargo, en el comunicado de prensa difundido tras el anuncio del acuerdo en 2016, la marca aclara que “los ingenieros de Volvo Cars han trabajado estrechamente con los ingenieros de Uber para desarrollar los SUV premium XC90 que se suministrarán a Uber. Los vehículos base incorporan todas las tecnologías necesarias de seguridad y conducción autónoma que se requiere para que Uber agregue sus propias tecnologías en este ámbito”. Por tanto, será tarea de las autoridades de determinar quién es responsable.

Cabe mencionar que esta no es la primera prueba, como tampoco el primer incidente. Desde fines de 2016 comenzaron los primeros ensayos en Tempe, Pittsburgh y San Francisco, todas ciudades de Estados Unidos, país donde tiene su sede Uber, y en cada una se concedió permisos especiales para el paso por las calles de este tipo de vehículos.

Y justamente fue en el primer día de pruebas cuando ocurrió el primer error, al cruzar una de las unidades un semáforo en rojo, mientras que también el 15 del mes pasado, otro vehículo chocó con un auto convencional en Pittsburgh, sin víctimas fatales.

Hasta hoy, el avance en los ensayos de este tipo de vehículos era con viento a favor, y tal es así que muchas marcas se aventuraron a predecir que para 2020 tendrían sus autos 100% autónomos rodando por las calles. Cuando se hablan de ensayos, se da lugar al prueba y error, con las penosas consecuencias que pueden traer. Y cuando se habla de sistemas que prometen reducir la taza de muertes viales a cero, no se debe pasar por alto que debe convivir con los seres humanos, cuyas variables de movimientos impensados pueden ser infinitas.

EL DATO
En Tempe, y Scottsade, Arizona, los clientes de Uber puede optar por un vehículo convencional o un taxi autónomo para sus viajes, aunque este última aun se encuentra en fase de pruebas.

No hay comentarios

Dejar respuesta