¿No Entra El Cambio? Enterate Por Qué Y La Solución

0
664

Es algo que suele pasar con el paso de los años. Pelearse con la palanca e intentarlo una y otra vez hasta que acople no es una buena solución (aunque a veces funcione), por lo que le vamos a dar una serie de consejos para que la solución sea más pacífica.

Si no puede introducir la primera marcha o reversa, opte por otra. O sea: si no entra la primera, seleccione la segunda, y sin soltar el embrague, coloque la primera. En estos casos, el problema lo origina el desalineamiento de los dientes de los engranajes del cambio y, al hacer ese movimiento con la palanca, lo que logra es que todo se reubique adecuadamente.

Pero también podría ocurrir que ni siquiera así lo logre . Entonces, siga el mismo procedimiento pero, con el motor arrancado, suelte algo del recorrido del embrague y avance unos centímetros. Como si fuese un milagro comprobará que la marcha que no podía seleccionar ahora sí queda libre para el juego.

También el problema podría estar en los engranajes del cambio, dado que estos chocan entre sí y se van comiendo, quedando en la caja esos pequeños trozos de metal desprendidos. También puede ser que haya una deficiente lubricación de la transmisión. Como primera opción (dado su bajo costo), convendrá siempre despejar esta última duda, para lo que bastaría sustituir el aceite del cambio.

Si los cambios no entran cuando el motor está frío, el problema seguramente esté en la lubricación, por lo que sería bueno recurrir a uno con una viscosidad adecuada (consultar el manual de usuario). En cambio, si no engrana en caliente, el problema estaría en que la viscosidad sería muy baja, de modo que la solución es buscar una con mayor volumen.

No hay comentarios

Dejar respuesta