¿Así Será La Buenos Aires Del Futuro?

0
135

Según la ONU, para 2050 el 70% de la población mundial vivirá en grandes ciudades, es decir que tendremos que aprender a convivir con más gente de la que actualmente vive en Rosario, Córdoba, La Plata o Buenos Aires.

En Europa, ya piensan en esto, y esta es una proyección de las “Smart Cities” o ciudades inteligentes, las cuales estarán conectadas con todo, y los autos no son la excepción. Veamos:

1- ¿Dónde estaciono?

Uno de los retos de la movilidad futura es solucionar los problemas de estacionamiento en la calle. A través de sistemas inteligentes, basados en la conectividad y la utomatización, parecería que se llegará a la solución. El estacionamiento del futuro pasará por colocar sensores en el suelo para controlar las plazas vacantes de parking y transmitir esa información a nuestros smartphones.

Funciona gracias a una red de sensroes que monitoriza constantemente las plazas de estacionamiento urbano (o parquímetros) y proporciona información sobre su situación a un software de gestión de aparcamientos basados en la web. Los conductores pueden saber a cualquier hora dónde hay un hueco, y estos sensores pueden ser instalados en los postes de luz, funcionando sin imagen de por medio para respetar la privacidad de los conductores.

2- Las recargas del futuro

Ya que hablamos de postes de luz, estos también serán los puntos de recarga de los autos eléctricos/híbridos. El proyecto, conocido como “Light&Charge”, tiene como principal apostador al Grupo BMW y una joven compañía llamada Eluminocity, encargada de desarrollar el sistema. Algunas ciudades como Chicago en Estados Unidos, Eindhoven en Holanda o Münich en Alemania, ya cuentan con estos postes.

Los mismos utilizan un sitema de iluminación LED con un bajo consumo de energía y mayor potencia lumínica. Son modulares, y pueden incorporar entre uno y cuatro módulos en función de su ubicación y las necesidades de luz. Los puntos de recarga son estándar, y se accede a ellos a través del teléfono o un código QR.

3- Auto conectado

En un futuro habrá 700 millones de autos conectados en el mundo. Este, como propiedad o compartido, va a seguir siendo un pilar importante de la movilidad urbana. La conectividad ya ofrece funciones como tráfico en tiempo real, asistencia remota o la integración de apps al auto. La red 5G en ellos, será fundamental para que la “internet de la cosas” y centros de datos convivan en el habitáculo.

4- Más comunicados

Viene en relación al punto anterior y se basa en los sistemas “Car2Car” y “Car2X“. El primero es entre los vehículos, y el segundo, con el resto de los objetos. La posibilidad de conexiones es infinita: desde una ambulancia que pida paso hasta un semáforo que informe el tiempo que le queda a la onda verde de la vía por la que transitás. Así, se economizará combustible y, principalmente, se reducirán significativamente los choques.

5- Convivencia entre ciclistas y autos

El objetivo de las “smart cities” es mejorar la seguridad de todos los actores del tránsito. Entre ellos, los ciclistas son de los más débiles. Para ellos, Volvo ya creó un dispositivo que va en el casco y permite a los conductores conocer la posición del cicilista con un aviso visual en al luna del vehículo y otro sonoro si hay riesgo de colisión. Todo a través de una app.

6- Auto compartido y autónomo

Uber y Cabify eran soluciones que hace unos años eran impensadas en las grandes ciudades. En el mundo, hay otras como Emov o Car2Go del estilo “car pooling”, y hay otras que ponen en contacto a propietarios de autos para que otros lo usen mientras ellos no (una onda Airbnb, pero de autos). Parece loco, pero en el futuro será lo más normal compartirlo.

Otro paso que se dará en el corto plazo es la inclusión de flotas de autos autónomos en las ciudades que funcionen como taxis. Google y Uber son los dos grandes protagonistas en esta carrera. Daimler y Bosch también van en esa dirección.

No hay comentarios

Dejar respuesta